EFT

(Emotional Freedom Techniques - Técnicas de Liberación Emocional)

¡Ya estamos preparados para alcanzar la libertad emocional!

La Era de Acuario, cuando el ser humano está preparado para controlar sus emociones, ha llegado...

Las emociones. Un Mundo Misterioso

Estas son algunas de las funciones que tienen las emociones, muy útiles y necesarias.

Cuando pensamos en algo que nos hace sentir bien, las emociones nos indican que estamos atrayendo a nuestra realidad algo que resuena con nuestra propia naturaleza. Si por el contrario nos hace sentir mal, estaremos atrayendo experiencias que nos harán sufrir. Nos mantienen al tanto de como fluctúan nuestros procesos mentales. Esto es necesario para poder adquirir la responsabilidad como co-creador de tu realidad.

Las emociones "negativas" nos hacen conectar con los bloqueos y roturas de nuestro sistema energético. Cuando las sentimos, recibimos la señal de que hay que reparar un circuito. EFT funciona precisamente reparando ese circuito energético. Por tanto, el evento que diparó la alarma ya no nos tiene que avisar de nada si el sistema funciona correctamente: Es capaz de integrar la experiencia y soltarla.

Si un circuito está dañado, el efecto que produce es de anclaje en el pasado, al momento en que se produjo la herida, impidiéndonos disfrutar del presente.

Adicción a las emociones

Se ha comprobado que reaccionamos a las emociones a través de respuestas químicas. Cuando abusamos reiteradamente de una emoción determinada, nuestras células se adaptan para recibir únicamente los elementos bioquímicos liberados por dicha emoción, atrofiando su capacidad para nutrirse y expulsar los desechos.

Esto produce un efecto que podríamos describir como el gran drama humano: Proyectamos las situaciones que propician la secreción de los péptidos a los que estamos enganchados. Por ejemplo, existen personas con adicción a sentirse víctimas. Lo que inconscientemente atraen a su experiencia son acontecimientos que reafirmen su condición de víctima, provocando situaciones de abuso por parte de los demás.

El proceso de envejecimiento está estrechamente relacionado con el abuso emocional.

Adicción a las emociones

Decidir no sufrir más para crecer: El Gran Paso

El dolor

Esto si que es una iniciación. Y generalmente, para llegar a este punto, necesitamos primero tocar fondo o pasarlo francamente mal.

Pero debemos entender que las dificultades que nos encontramos a lo largo de nuestra vida son precisamente las lecciones que hemos venido a aprender. Cada vez que nos alejamos de nuestro propósito, la vida nos encauza de nuevo para que retomemos nuestro camino. A mayor sea nuestra resistencia, mayores serán las señales.

Por otro lado, las dificultades nos ayudan a conectar con nuestra fuerza. Si nunca nos encontrásemos con obstáculos, sería muy difícil darnos cuenta de nuestra capacidad y de nuestro poder.

El conflicto está siempre en nuestro interior

Cada vez que experimentamos una emoción negativa producida por alguien o algo del exterior, lo que realmente sucede es que la vida nos está mostrando aquellos aspectos propios que todavía no han sido resueltos. "Fulanito me pone enfermo". Esta frase tan común es un claro ejemplo de lo que estamos tratando. Fulanito nos está enseñando que todavía tenemos asuntos pendientes en nosotros mismos. Nos está ayudando a crecer, aunque a priori nos moleste admitirlo. Esta situación conflictiva se produce entre la parte de nosotros que sufre por no comprender y la otra que se juzga a si misma por sentir falta de amor.

Somos espejos, los unos de los otros.

El funcionamiento óptimo de las emociones consiste en digerir las experiencias y soltarlas.

Uno de los principios del Tai Chi nos habla de no oponer resistencia. La resistencia a digerir nuestras emociones es la responsable de nuestro dolor. Es la resistencia a unificar la Luz con la oscuridad. Y nuestro lado oscuro no es más que la parte de nosotros que todavía no ha sido amada. Por eso nos pide atención constantemente diciéndonos que algo no funciona.

Nuestro ser ha sido creado con la capacidad de canalizar enegía y transformarla. De la misma manera que funciona la digestión de alimentos en el plano físico, deberían funcionar las emociones en el plano emocional. La energía entra en nosotros, integramos lo que nos sirve y expulsamos lo que nos sobra. Todo esto por correspondencia de planos (como es arriba, es abajo).

Con la ayuda de EFT, podemos permitir que esto ocurra liberándonos de nuestras corazas y sanando las heridas y los miedos que las pusieron ahí.

EFT, una sorprendente herramienta personal

Una de las ventajas que tiene esta técnica es que el paciente aprende por si mismo a utilizarla, dándole una mayor independencia y permitiéndole tomar las riendas de sus procesos.

Entre los aspectos que hacen de EFT un sistema tan eficaz (aprox. 90% de éxito) destaca el tratamiento y eliminación del Reverso Psicológico. Este fenómeno es el responsable del fracaso de otras terapias emocionales. Sucede cuando inconscientemente el paciente obtiene alguna compensación por el hecho de estar mal, bloqueando todo el tratamiento.

La aplicación de la técnica nos lleva solamente un par de minutos. Su rapidez no es en ningún caso sinónimo de "parche provisional". En la mayoría de los casos los resultados son permanentes. Si reaparece el problema, con otra sesión de EFT suele ser suficiente.

 

Cuando aplicamos EFT sobre cualquier problema, generalmente cambia nuestra percepción sobre el mismo.

Es muy frecuente que los pacientes hablen sobre el asunto tratado desde una nueva perspectiva más saludable y positiva.

Una vez dominada la técnica, las dificultades se transforman en oportunidades de crecimiento interior. Ahora los problemas se convierten en desafíos. La vida es percibida desde una mayor seguridad al disponer de una herramienta al instante, simplemente usando la punta de nuestros dedos.

No importa la antiguedad del problema, EFT actúa con la misma eficiencia que si se tratara de un asunto de hoy.

Se puede aplicar tantas veces como se desee, obteniendo resultados instantáneos. Con algunas otras técnicas es necesario un tiempo de reposo entre sesiones para que el cuerpo asiente y reajuste el movimiento recibido.

Valora este artículo:
Puntuado 3.26/5 (109 Votos)
Contacto: Alejandro Sánchez | Más información: Tratamientos | Ver artículo en Discovery Salud
El Arcángel 2002 - 2017 :: Madrid, España - Un lugar para la transformación