Dedicatoria a todas las Religiones

Lectura realizada en la Celebración que dedicamos a los dioses hindúes, en el momento del conflicto con los musulmanes por las viñetas publicadas en un periódico sueco (año 2006).


Quiero dedicar ésta Celebración a la unión de todas las religiones, sobre todo dado que los dioses hindúes, y en concreto a la religión hindú, es tan abierta a que en sus ritos participe cualquier persona, sea cual sea su raza, credo o religión.

Me he puesto en pie para levantar mi corazón; si os habéis fijado, los tratamientos de Sanación Magnificada y la misma Celebración, empiezan y terminan con las manos en el corazón; es el centro de ésta práctica y la sede del alma.

Religiones

Con las manos en el corazón, me pregunto si hay alguna diferencia entre ser hindú, ser musulmán o cristiano, o ser madrileño, catalán o murciano, y sinceramente, no encuentro ninguna.

Yo no soy nada… y soy todo.

En mis vidas pasadas fui guerrero maorí, ladrón, puta o monje, viví en muchos países y pertenecí a muchas religiones.

Ahora, no soy nada… y soy todo.

Hice mi primera comunión y la confirmación, he practicado budismo zen por años, he participado en ceremonias budistas y me ordené boddhisatva, he hecho retiros con lamas tibetanos y he participado activamente en ceremonias hinduistas, a ellos les he llevado mis ofrendas… Le he gritado a la Virgen de la Aurora en Semana Santa, y mi corazón se emociona cuando oigo la llamada a la oración en algún país musulmán o cuando voy a casa de mi padre y mi primo bendice la mesa.

Soy musulmana también. Y mi nombre es musulmán:
'Nor' significa la Luz de Dios, 'raya' en malayo significa celebrar.
Celebro cada religión porque se que todas nacen del mismo lugar: el corazón, y que todas pretenden elevarse desde el corazón hacia el mismo Gran Espíritu.

OM SHANTI. PAZ


Valora este artículo:
Puntuado 4.27/5 (177 Votos)
Noraya Kalam
El Arcángel 2002 - 2017 :: Madrid, España - Un lugar para la transformación